Cooperación para la educación (COED)

Centros de tecnología educativa

Cerrando la brecha digital en las áreas rurales de Guatemala

Cargando...

 

Ancelmo utiliza las computadoras nuevas en su escuela para explorar su interés en ciencias naturales y matemáticas.

Ancelmo, de 13 años, no recuerda a su padre. “Mi papá se fue de la casa a buscar trabajo a Estados Unidos cuando yo era muy pequeño.” Cuenta que “Intento recordarme como era, pero me cuesta”. La madre de Ancelmo es analfabeta y no cuenta con un trabajo permanente. Sus ingresos le permiten enviar solamente a uno de sus hijos a la escuela. Ancelmo fue el afortunado. 

Las computadoras permiten a los niños brillar

Ancelmo parece ser tímido. Eso es, hasta que habla del nuevo centro de tecnología educativa en su escuela. Sonriente cuenta que “Me encantan las ciencias naturales y matemática. Con computadoras puedo aprender más acerca de estas materias y utilizar mis conocimientos de nuevas formas”. También comentó que algún día le gustaría llegar a ser maestro para poderle enseñar a otros niños como él. Los centros de tecnología educativa le dan a Ancelmo, y a cientos de jóvenes como él, las herramientas que necesitan para mejorar su nivel de vida, para ellos mismos, sus familias y su país.      

¿Por qué computadoras?

Muchas personas que viven en pobreza en las áreas rurales de Guatemala, aún dependen de la agricultura como una fuente importante de ingresos. Sin embargo, la agricultura en el país está en descenso por lo que no va a proveer nuevas oportunidades de empleo para los trabajadores del mañana.

Datos relevantes del programa

12,247
Estudiantes participan en los centros de tecnología educativa de COED

43
Centros de tecnología educativa están en funcionamiento

Existe una alta demanda para jóvenes que cuenten con destrezas en computación

Dada esta realidad los guatemaltecos en áreas rurales, especialmente los jóvenes, tienen que buscar empleos en otras áreas que están en crecimiento, como manufactura, prestación de servicios de diversos tipos y turismo. Sin embargo, aproximadamente el 60% de estos empleos requieren el manejo de una computadora. Los jóvenes en comunidades rurales carecen de acceso a esta tecnología. Sin las habilidades técnicas, ellos tendrán que afrontar desempleo y dificultades económicas.  

Mientras esta brecha digital crece, también crece la disparidad en los ingresos, la inequidad y la pobreza. En algunas comunidades, el 100% de los estudiantes carecían de la oportunidad de aprender a usar una computadora, hasta que se implementó nuestro programa.

Los estudiantes ponen en práctica sus nuevas habilidades para resolver desafíos del mundo real por medio del aprendizaje basado en proyectos. Los centros de tecnología educativas satisfacen las necesidades

Establecer centros de tecnología educativa, en institutos de nivel de educación media ubicados en comunidades rurales, crea oportunidades para que los jóvenes adquieran las habilidades que necesitan para encontrar empleos mejor remunerados y que mejoren su nivel de vida de forma permanente. Además, el programa proporciona oportunidades para que los beneficiados puedan retribuir a su comunidad de manera significativa. Esto ayuda a mejorar la vida de todos los miembros de la comunidad.

Cómo funciona el programa

Los centros de tecnología educativa de COED están localizados en el altiplano, el área central, y en los verapaces. Permiten que los jóvenes tengan acceso a tecnología de punta.  

En conjunto con la comunidad

La comunidad, con ayuda de COED y sus donantes logra:

COED compra todo el equipo en el país (para apoyar a la economía local) y luego lo instala cuando las renovaciones están terminadas y el salón está listo. Un centro de tecnología normalmente tiene capacidad para albergar de 12 a 20 computadoras personales de modelo reciente.

  Antes: El salón en el Instituto de Ciclo Básico de El Estor que se convirtió en un centro de tecnología educativa implementado por COED. Después: El centro de tecnología educativa que cuenta con tecnología de punta, implementado en conjunto entre El Instituto de Ciclo Básico de El Estor, COED y la comunidad.

Plan de estudios de los centros de tecnología

Los estudiantes reciben por lo menos 60 minutos de computación, de forma práctica, a la semana. Aprenden a manejar diversos programas como Microsoft Windows, Word, Excel y PowerPoint, además tienen la posibilidad de explorar el mundo por medio de la Enciclopedia Encarta.

Todos los centros de tecnología educativa utilizan un curriculum estándar que ya ha sido aprobado y desarrollado por COED en conjunto con Educación para el Futuro de Guatemala. Esta es una empresa lider, internacionalmente reconocida, en entrenamiento en el uso de tecnología. Los estudiantes reciben 100 horas de clases de computación, las cuales se distribuyen en los tres años que cursan el ciclo básico.Tienen experiencia en esta área en todos los niveles educativos,  desde pre primaria hasta diversificado. El curso consiste en 100 lecciones distribuidas en los tres años que cursan el ciclo básico. Al final del curso, los estudiantes toman un examen diseñado por Microsoft para medir las habilidades en computación.

Los estudiantes también aprenden a aplicar los conocimientos técnicos que adquieren a situaciones de la vida real. La metodología basada en proyectos utilizada en los centros de tecnología educativa de COED, además de motivar a los estudiantes a aprender por medio de poner de la práctica, también les da la oportunidad de propiciar un cambio positivo en su comunidad. 

Los estudiantes devuelven a la comunidad

Todos los estudiantes que se gradúan de un centro de tecnología de COED utilizan la tecnología para “devolver a la comunidad”.  Por medio del aprendizaje  basado en proyectos, los jóvenes aprenden a trabajar cooperativamente, a pensar crítica y creativamente y a aplicar sus conocimientos en computación a problemas prácticos que sus comunidades afrontan.

Sostenibilidad

Fondo revolvente

Los estudiantes pagan una módica cuota (entre Q24 a Q32 al mes) para utilizar las computadoras. Estas cuotas se reúnen en un fondo revolvente; este fondo cubre los costos de operación (mantenimiento, supervisión, etc) y también cubre la generación de ahorros para poder renovar el equipo cuando llegue al fin de su vida util.

COED adecua el fondo revolvente a las necesidades únicas de cada comunidad. Estudiantes muestran su entusiasmo de ahora contar con un centro de tecnología educativa de COED en su instituto.Todas las familias se comprometen a contribuir con este pago, por lo que tienen un interés personal en que el programa sea exitoso. Desde que el programa inició en el 2001, 18 centros de tecnología educativa han reemplazado su equipo al menos una vez, utilizando el fondo revolvente.

Participación de la comunidad

Cuando los centros de tecnología educativa están instalados y en buen funcionamiento, son administrados por cada uno de los Institutos de Ciclo Básico a los cuales COED les continúa dando orientación y apoyo. COED también entrena a los maestros de la comunidad acerca de cómo instruir a los estudiantes así como a administrar, utilizar y mantener en buen estado la tecnología. Los maestros muestran sus conocimientos y habilidades en computación al tener que aprobar el examen IC3 (Internet and Computing Core Certificación) o un examen diseñado por Microsoft para medir las habilidades en computación. De esta manera la responsabilidad, el conocimiento y la destreza que se requieren para manejar los diferentes centros recae sobre la comunidad.  

Nuestros resultados

Un estudio interno de 2015, de graduados del programa, realizado a partir de una muestra de 22 centros de tecnología, mostró que el 95% de los graduados luego encuentran un empleo o continúan su educación.